La patota de Macri

lunes, marzo 09, 2009

Se visten de negro y actúan de noche. Ya fueron denunciados repetidamente por amenazas, golpes, sustracción y destrucción de mercaderías. Actúan en desalojos compulsivos y corren de autopistas y plazas a quienes no tienen dónde vivir. Trabajan para el Ministerio de Espacio Público que maneja el rugbier Juan Pablo Piccardo.

Los uniformes que usan son tan oscuros como el momento del día que eligen para hacer sus operativos: la noche. Pese a los trágicos recuerdos que eso conlleva, la Unidad de Control del Espacio Público porteña (UCEP) oficia en la práctica como una patota que desaloja por la fuerza a indigentes que viven en parques, plazas y edificios de la Capital Federal.
“Esta gente comete delitos y tiene que ir presa”, sostiene el abogado Ricardo Dios, jefe de Seguridad Urbana de la Defensoría del Pueblo de la ciudad. Pero ni siquiera con seis actuaciones iniciadas en esa dependencia, ni con una causa judicial en trámite (Macri, Mauricio y otros sobre amenazas con armas o anónimas), ni con el testimonio de testigos que se presentaron de manera espontánea respaldando a las víctimas, el grupo dejó de recorrer las calles en actitud intimidante.
Amenazan, golpean, sustraen mercadería o la destruyen y lo hacen sin reparar en mujeres o ancianos que cartonean o duermen debajo de las autopistas. La UCEP depende del Ministerio de Ambiente y Espacio Público a cargo del ex rugbier Juan Pablo Piccardo y se creó el pasado 29 de octubre por el decreto 1232/08, aunque ya operaba desde antes.

Leer más acá y acá.

Comments

2 Responses to “La patota de Macri”
Post a Comment | Comentarios de la entrada (Atom)

El Mostro dijo...

Yo estoy en contra de los okupas y los linyeras, pero alguna solución hay que dar ante la grave crisis habitacional. Apalearlos no me parece un procedimiento válido.

10:52 a.m.
Isabel Romana dijo...

Se me ponen los pelos de punta. Besos, querido mostro.

3:34 p.m.