Jueces del orto

jueves, diciembre 13, 2007

Para un tribunal, pegar, tajear y asfixiar a un preso no es tortura

Absolvió a tres policías de la comisaría 34ª acusados de malos tratos contra un empleado civi del Estado Mayor Conjunto. Consideró que sólo cometieron "severidades" y, como el hecho era de 1996, dio la causa por prescripta.

Del relato de los otros detenidos surgió un dato que se resignificaría años después. En el momento en que los llevaban a la comisaría en patrullero, al pasar por el Riachuelo los dos policías que lo manejaban les preguntaron entre risas: "¿Saben nadar?". La frase es muy similar a la que agentes de la misma seccional le dijeron en 2002 al joven Ezequiel Demonty, antes de que se ahogara en esas aguas.

El 14 de setiembre de 2002, Ezequiel Demonty (19) y otros dos jóvenes fueron detenidos por policías de la comisaría 34ª, del barrio de Pompeya.

Los subieron a tres patrulleros y los llevaron directo al Riachuelo. "Ahora van a aprender a nadar", les dijo el subinspector Gastón Somohano, según el testimonio de uno de sus subordinados. Luego obligó a los chicos a tirarse al agua. "Solucionado en el lugar. Aprendieron a nadar", se reportó luego Somohano a su jefe.

El terrible desenlace de este episodio de abuso policial se convirtió en uno de los escándalos más difíciles que debió afrontar la Federal en democracia: Demonty murió ahogado (no sabía nadar) y tres policías -entre ellos Somohano- fueron condenados a perpetua por "tortura seguida de muerte y privación ilegal de la libertad".

Comments

4 Responses to “Jueces del orto”
Post a Comment | Comentarios de la entrada (Atom)

K-ti-K dijo...

al menos en el caso del chico este Ezequiel, los policias fueron condenados... pero este es un caso de 1 millon (sino más)!!!
... pero el abuso de la autoridad es una de las caracteristicas mas representativas de quienes "mantienen el orden"...
Saludos Mostrosos

10:24 a.m.
El Mostro dijo...

Hola K-ti-ka!!
Lamentablemente, aún existen varios partidarios de la "mano dura", que en el fondo no son sino psicópatas.
Besos.

12:56 p.m.
Maria dijo...

Ya la decía mi abuelo. Los delincuentes tienen dos posibilidades o acabar en la cárcel o hacerse policias. Espero sinceramente que se trate de las excepciones y no del conjunto. Dicho esto en España que vivió la "mano dura" policial durante décadas ahora la queja habitual es que la ley es demasiado blanda. Parece que lo realmente difícil es encontrar el equilibrio

5:58 p.m.
El Mostro dijo...

ESperemos María, esperemos...

11:46 p.m.